lunes, 5 de diciembre de 2011

Remembranzas

Lo conocí a través de un círculo de escritores y me embelesó, no tanto lo que escribía sino los conceptos delicados,dulces y llenos de ternura conque halagabas los efuerzos ajenos.
que tal vez no eran de tanta embergadura pero si necesitaban el estímulo para seguir escribiendo.
Cuando la soledad,única compañera de álguien,le destruye el alma y solo te ofrece silencios profundos que a pesar de no reconocer, suelen ser los ruidos más extraños y temibles, recibes ese diccionario de bellas palabras de aliento, se convierten en un ser que va a tu lado, dándote lo mejor de su compañía.
Bendito DIOS que te hizo tan herudito, tan humilde, que a veces no crees en tu talento para no ser el mejor.
Pero nunca podrás imaginar, cuanta compañía contienen esas palabras, y cuanta falta hacen, que a veces se extrañan tanto, que se convierten en personas ausentes.
Me gusta la seriedad de tus escritos que sin más rodeo, colocas a un amigo o amiga, sobre un pedestal de honores.
¿ Pero quién te colca a Tí?
aquellos que te quieren de verdad y reconocen tus obras tu talento atrapante.
He de poner mi nombre porque  es lógico hacerlo.
Pero quién sea el dueño de éstas palabras mías, lo llevará en la hoja de sus hermosos libros y escritos.
Mi, alma mi mente y mi corazón nunca mienten.
                                                                             Norma Angela michelli

1 comentario:

Manuel López Rey dijo...

Muchísimas gracias por estas palabras tuyas, que sé que me dedicas porque me lo has dicho. Puedo asegurarte que recibo de los que me quieren todo el apoyo del mundo; y, por ejemplo, de ti, desde el principio he recibido mucho cariño.
Mil veces gracias.